ACUPUNTURA JAPONESA

"UNA FORMA DE ACUPUNTURA INDOLORA, RELAJANTE Y MEDITATIVA"


Kyutoshin, o moxa en la aguja usada para disolver las tensiones musculares y tonificar los puntos shu dorsales.

¿QUÉ ES LA ACUPUNTURA JAPONESA?

La acupuntura japonesa es una adaptación de los métodos de acupuntura china que toma como base los mismos preceptos e ideas expresados en los textos clásicos de la medicina china: Su Wen, Nan Jing, etc, pero al desarrollarse en el ambiente cerrado de una isla durante 1600 años fue tomando una identidad propia que la diferencia  en su manera de entender  el fenómeno acupuntural. Por lo tanto las sesiones se desarrollan de una manera muy meditativa y relajante buscando una máxima conexión entre el paciente y el terapeuta.

¿QUE VENTAJAS TIENE SOBRE LA ACUPUNTURA ESTÁNDAR?

Una característica sobresaliente es el uso de menos agujas y aplicadas de forma superficial sobre la piel, causando un mínimo disconfort al paciente en relación a la acupuntura tradicional pero siendo igual  de efectiva.

El hecho histórico de que en Japón acupuntores ciegos han ejercido este método durante al menos 400 años, ha modificado su método de aplicación. La palpación de los puntos “vivos”  y la utilización de herramientas que suplantan a las agujas convencionales y no se insertan en la piel sigue siendo una de sus características propias hasta nuestros días.

¿QUÉ SE PUEDE TRATAR CON LA ACUPUNTURA JAPONESA?

Técnica de okyu o micro-moxa japonesa, en este caso a punto de tratar un famoso punto localizado en el centro del talón llamado shitsumin, y que se usa frecuentemente para tratar el insomnio.

Estrés, migrañas, problemas músculo-esqueléticos, dolor, problemas de fertilidad, tabaquismo, cuadros psico-emocionales, etc. En especial ha demostrado ser muy apta para personas con mayor sensibilidad o miedo a las agujas y para quienes la acupuntura tradicional puede ser un estímulo excesivo, siendo una opción que muchos pacientes eligen para complementar  otros tratamientos de medicina estándar. Cabe remarcar que en ningún caso un acupuntor puede diagnosticar estas enfermedades, ya que esto solo le compete a personal sanitario o un médico.

A partir de ahí se puede usar la acupuntura para complementar un tratamiento en diferentes afecciones. 

  • Problemas músculo-esqueléticos: lumbalgia, ciática, tendinitis, contracturas y esguinces.

  • Estados psicoemocionales:  estrés, ansiedad, depresión, fatiga, irritabilidad, malestar, etc. en sus muy diversos aspectos y grados

  • Ginecología:  fertilidad, trastornos menstruales (dolor, ciclos irregulares, hemorragia excesiva o escasa...), menopausia, gestación, etc.

  • Trastornos respiratorios:  asma, rinitis alérgica y crónica, alergias varias.

La inserción de agujas extra.finas es otra característica de la acupuntura japonesa, que reduce notablemente la sensación de molestia asociada a el uso de agujas más gruesas, como sucede en la acupuntura china.

¿EN QUÉ CONSISTE UNA SESIÓN? 

Una primera sesión consiste en una valoración general del problema a tratar, dividido en tratamiento raíz y de síntomas, donde nos ocuparemos tanto de la manifestación más evidente del problema, como por ejemplo, un dolor en el hombro,  así como también de las causas, basándonos en el diagnóstico por el pulso y el abdomen, el historial  clínico del paciente, etc. También incluiremos, según el caso, consideraciones dietéticas, moxibustión, ejercicios de movilización articular, auriculoterapia y ejercicios de respiración entre otras muchas técnicas.


Para acordar una sesión puedes llamar directamente al 644 160 215 , WhatsApp o escribirme directamente usando el botón:


Descubrí la acupuntura japonesa en el año 2013 asistiendo a un seminario que impartía Stephen Birch, (quien es quizás el mayor experto en acupuntura japonesa en Europa) a la par que estudiaba MTC (medicina tradicional china) y enseguida intuí que sus métodos suaves pero efectivos a nivel clínico eran lo que buscaba. Desde entonces he continuado formándome exclusivamente en técnicas japonesas con los máximos referentes en Europa. A la par pertenezco a un activo grupo de practicantes, organizado por Manuel Rodriguez Cuadras y la Asociación de Acupuntura Clásica, donde participamos de un proceso de formación contínua conformado en grupos de estudio. Al mismo tiempo ofrecemos tratamientos a pacientes y compartimos experiencias entre los que practicamos y seguimos refinando estos métodos sutiles de acupuntura,  que gustan cada vez más a los pacientes por su carácter relajante,  meditativo y personalizado.


"Lo esencial de la acupuntura es regular el qi" Ling Shu, Cap.75